Mantén el agua de tu piscina equilibrada

Mantener el pH, la alcalinidad, y la dureza cálcica a niveles adecuados a lo largo de toda la temporada te evitará problemas como agua turbia, o agua verde, lo cual te costará disgustos y mucho dinero solucionarlo. Compra un analizador económico, y comprueba el estado del agua de tu piscina al menos 2 veces por semana. Con esto, y una pequeña reserva de productos químicos en casa podrás hacer los ajustes necesarios ante cualquier parametro erroneo.

Preserva también el agua libre de suciedad, hojas, arena… Si es posible limpiala diariamente. ¡Es como lavarse los dientes! Hazlo a diario y la piscina lucirá perfecta en todo momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies