Piscinas prefabricadas de hormigón

¿Qué es mejor construir una piscina in situ o instalar una piscina prefabricada? Depende de muchos factores. Lo que es innegable es que en muchísimos sectores, y por supuesto las piscinas no son una excepción, los procesos industrializados prefabricados van ganando terreno a las técnicas más tradicionales de fabricación.

La construcción de piscinas no deja de ser una parte, muy pequeñita, de la construcción en general. En la construcción podemos dividir en tres grandes grupos por el tipo de la misma:

  • Construcción tradicional: Fabricación de los elementos constructivos en obra.
  • Construcción prefabricada: Los elementos constructivos son fabricados en una planta de producción industrial, y todos los componentes son montados y ensamblados en obra.
  • Construcción industrializada: Toda la construcción sale terminada de fábrica. Podríamos decir que es una construcción prefabricada llevada al extremo.

En el mundo de la piscina podemos hacer exactamente la misma división que en la construcción general:

  • Piscinas tradicionales: Son las piscinas de hormigón en sus múltiples variantes, de ladrillo… Sin lugar a dudas han sido durante décadas las más habituales, pero ¿son las más habituales a la hora de construir hoy en día? Podríamos decir que cada vez lo son menos, y otras técnicas de construcción de piscinas van ganando mucho terreno.
  • Piscinas prefabricadas: Siguiendo el símil con la construcción en general, en este grupo englobaríamos las piscinas cuyas partes se fabrican en procesos industriales, para montarse posteriormente en obra. Tendríamos aquí las piscinas de paneles, o las piscinas de madera por ejemplo.
  • Piscinas industrializadas: Piscinas fabricadas de modo completamente industrial, y que posteriormente se instalan en obra. La estrella de este grupo son las piscinas de poliester, aunque también tenemos nuevos materiales como la cerámica.

Volviendo a la pregunta inicial, ¿Qué tipo de piscina es mejor? Todas tienen sus ventajas e inconvenientes:

  • Las piscinas tradicionales tienen una construcción más lenta lo que encarece bastante. Tienen fama de ser “las mejores” o “construcciones para toda la vida”. Son frases desgastadas de tanto usarse, y no por ello son más ciertas. De hecho los problemas en este tipo de piscinas son de solución compleja, ya que si una construcción tradicional presenta fisuras o llega a partir la reparación es costosa y complicada. Habitualmente estas piscinas, cuando presentan problemas de estanqueidad se revisten con lámina armada, dotándolas de una nueva “piel” que asegura que acaben los problemas. Incluso en este tipo de construcciones se van imponiendo los procesos industriales, y cada vez va creciendo el mercado de piscinas de hormigón construidas mediante elementos prefabricados como bloques H, bloques EPS, o incluso paneles de hormigón prefabricados. Una ventaja de este tipo de piscinas son sus posiblidades de formas, profundidades, diseños… casi ilimitadas.
  • Las piscinas prefabricadas son una excelente opción para muchísimos usuarios. Son un término medio entre las piscinas totalmente construidas en fábrica, y las totalmente construidas en obra. Presentan la gran ventaja de las calidades de los materiales, y su exactitud es perfecta ya que todo viene hecho a medida para ensamblarlo en obra. Es el concepto del mobiliario de IKEA llevado al mundo de la piscina. Opciones hay muchas y muy variadas, pero las más habituales son las piscinas prefabricadas de paneles de acero y las piscinas prefabricadas de madera. Se pueden montar en cualquier lugar, no como las industrializadas que hay que meterlas con grúa, se instalan muy rápidamente con lo que abaratamos costes, las formas pueden ser casi ilimitadas, no tanto como con el hormigón, pero se puede hacer casi cualquier diseño, y las calidades de acabados igual que en todas las demás piscinas (gresite, liner, lámina armada…). En el siguiente vídeo vemos como se monta una piscina prefabricada de paneles de acero.

  • Piscinas industrializadas: Habitualmente este tipo de piscinas se incluyen dentro de las piscinas prefabricadas, pero existen diferencias entre ellas. Son una gran elección también. Como ventaja respecto a las prefabricadas aquí si que tenemos el 100% del proceso hecho en fábrica, pero como contrapunto tienen dos handicaps importantes: el transporte y acceso (hay que tener un buen acceso para el camión pluma, o hay que contratar grúas de gran distancia), y la limitación en cuanto a formas (la piscina se hace con unos moldes y hay diseños preestablecidos, aunque hay muchísima variedad donde elegir). También tenemos una limitación en cuanto a tamaño derivada del transporte: Estas piscinas no suelen ser más largas de 10 o 11 metros.

Como conclusión, desde Argos Piscinas, apostamos por industrializar el proceso de construcción de piscinas para hacer piscinas de calidad, económicas, y con múltiples diseños y opciones a disposición del cliente. Si tienes alguna consulta referente a este tema estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies