Mantén el agua de tu piscina equilibrada

Mantener el pH, la alcalinidad, y la dureza cálcica a niveles adecuados a lo largo de toda la temporada te evitará problemas como agua turbia, o agua verde, lo cual te costará disgustos y mucho dinero solucionarlo. Compra un analizador económico, y comprueba el estado del agua de tu piscina al menos 2 veces por semana. Con esto, y una pequeña reserva de productos químicos en casa podrás hacer los ajustes necesarios ante cualquier parametro erroneo.

Preserva también el agua libre de suciedad, hojas, arena… Si es posible limpiala diariamente. ¡Es como lavarse los dientes! Hazlo a diario y la piscina lucirá perfecta en todo momento.

Otras publicaciones

tienda de piscinas
Consejos

Cómo tener una piscina segura para niños 

Desde nuestra tienda de piscinas, sabemos que los chapuzones veraniegos son fuente de diversión y relajación para toda la familia, especialmente para los más pequeños.  

Do You Want To Boost Your Business?

drop us a line and keep in touch